MANAL: INFORME DE UN DÍA

Image Hosted by ImageShack.us

 

Este relato, esta historia, va a ser contada como me la acuerdo y lamentablemente hay que fiarse muy poco de ella, además hay mucha buena información y muy fehaciente de esta historia y hay mucha más de retazos sueltos no muy confiables; pero realmente hay cosas que no voy a olvidar jamás y empezaré por eso:

Corría principios de 1969, cuando en nuestros primeros días de clase nos pasamos la voz de un grupo que había sacado un disco simple, Manal con dos temas superlargos para la época entre cuatro y seis minutos, y lo habíamos escuchado por radio, vaya a saber en que programa; esa emoción es inenarrable, todo en ese disco estaba hecho para dejarnos sin habla, a pesar de escuchar los sábados tarde el programa de Modart en la noche, donde se podía encontrar a Hendrix, Cream, The Who, además de la media hora con los Beatles y la media hora de los Rolling Stones, esto era diferente, cantaban en castellano, tocaban con guitarras distorsionadas, cintas pasadas al revés, y esa voz…que voz!!! Y que letra!!! Para nosotros unos pobres firestones de suburbio alguien nos hablaba en nuestra misma frecuencia, hablaba de cosas que nos pasaban y ahí mismo decidimos comprar el disco.

No sé a cuantas disquerías habremos ido (Ja! internet? descargas?) pero fueron muchas, y en todos lados la misma respuesta: que es eso? Hasta que varios meses después Milagro!!! En una casa de libros y discos (creo que era “De la Flor Editora” o algo así, y me parece que tenían que ver con Jorge Alverez, del sello Mandioca) de la calle Talcahuano, casi Corrientes, en Capital Federal, hallamos la joya!! Y fuimos felices poseedores, nosotros, los cuatro amigos, de uno de los 300 ejemplares que habían salido de “Para ser un hombre más” y “ Que pena me das”.

Ya desde el arte de tapa, un sobre de cartón de tres hojas plegados sobre sí mismo con un dibujo de un obelisco avasallado por animales dibujados en una onda comics, hasta el alegato de Mandioca la Madre de los Chicos, el sello editor, hacían de este disco una verdadera obra de arte, que fue grabado en estudios T.N.T con Tim como ingeniero de grabación, un hombre muy dedicado, que a pesar de los pocos adelantos (de cualquier manera el estudio era uno de los mejores de aquellos años), realizó un trabajo maravilloso.

Además los músicos estaban equipados de una manera peculiar, Javier usaba una batería de Carlos Alberto Fernández, C.A.F. , creo recordar de color gris azulado, jaspeada, Claudio tenía una guitarra Repiso de media caja (allí se notaba la influencia del jazz en él o sería la única que consiguió) con un extraño equipo Fenders, así con ese al final, que creo que traían de Paraguay, imitación del Fender Twin Reverbs original y Alejandro usaba un muy preciado Fender Jazz Bass con un equipo nacional de marca Robertone de 100watts.

Hasta aquí todavía sabíamos poco de ellos, no pudimos verlos en vivo hasta junio o julio de ese año, en el ciclo Beat Baires, realizado durante cuatro o cinco domingos de algunos de esos meses, en el insólito horario de las 11 de la mañana, y en el día tan esperado primero subió a tocar Vox Dei (que eran cuarteto por ese entonces con Carlos Godoy en una de las guitarras y cerraron con aquello de “…azucar amargaaa”), les siguió Moris (otro Pater Noster de la historia) y por último Manal.

Cuando se abrió el telón y proyectaron una gran dispositiva sobre la pantalla con dibujos como manchas de aceite girando, muy psicodélico, mientras el grupo hacía “Avellaneda blues” sé que me paré y quedé con la boca abierta, hasta que terminó el recital, así, en silencio, casi con devoción (totalmente alejado de lo que ocurre hoy, mas bien parecía estar en un concierto de música clásica por como escuchábamos).

Ese día me va a acompañar en mi memoria hasta que muera, salir de nuevo a la calle, y sin saber fehacientemente, algo había sucedido que me cambiaría la vida, ya nada volvió a ser igual, nada.

Luego vino el larga duración (previamente habían editado otro simple “Necesito un amor” y “No pibe”), creo que a finales de ese año o principios del siguiente, “La Bomba”, así lo llamábamos todos, por el obvio dibujo de una bomba en la portada amarilla con la foto de ellos dentro…y sí fue una bomba.

Creo que en la música que hacen todos los artistas se refleja de alguna manera que genes llevan en la sangre, y en este disco había swing, blues, rock, rythm and blues, pero sobre todo había algo que nunca se había hecho antes en ningún lugar del planeta, y que llevaba la impronta de vivir en Buenos Aires y en esos años, todos y cada uno de los temas son verdaderas joyitas de la música argentina (y si existió el rock nacional o no, si existió el rocanrol, así, castellanizado, no tuvo ninguna importancia, lo que existió fue esto, junto con Almendra y repito, era algo que no existía en ninguna otra parte del planeta) y a mi entender alcanza el máximo nivel con dos temas “Avellaneda Blues” un blues tocado en tiempo de seis (largas discusiones con palillos en la mano para dilucidar en que tiempo estaba) e “Informe de un día” una especie de “Ulises” de Joyce en clave de blues potente, con sólo de cada uno de los instrumentos; pero cada uno de los temas del disco, era una perlita como estaba hecho.

Los años 70 fueron de mucha efervescencia, agitación, crecíamos a ese ritmo, y nos desperdigábamos por el mundo, así también le sucedía a Manal, a pesar de las habladurías del mundo, Manal no cobró un mango por esos primeros discos que cambiaron la historia del arte en la Argentina, ni en ese entonces ni después tampoco, en esa debacle se cambian de sello y son envueltos en una vorágine que nos llevaba a todos hacia lugares insospechados,

Graban su segundo larga duración “El León” que aquí mi memoria me traiciona, creo que salió dos veces, una la original y otra una reedición años mas tarde con el agregado de un disco simple que jamás había salido a la venta, para mí “El León” tiene diez temas y siempre creí que “El blues de la amenaza nocturna” era el último, pero no lo puedo afirmar, ya que tuve las dos ediciones y se me confunden, pero el orden de los temas no sé si es el correcto; si puedo decirles que la versión de este tema que nombro no es él que está mayormente en infernet, que es acústico y con armónica, sino este eléctrico y con el grupo a todo vapor.

Vi al grupo innumerables veces en diferentes recitales, que no los voy a cansar detallando, pero si quiero hablar del último recital que los vi, en el Velódromo, la cosa se veía venir, ellos estaban muy mal, salió Javier solo a tocar la batería y cantar sin esperar a sus compañeros, arrancó con “No hay tiempo de más”, creo, y de a poco se les fueron uniendo Claudio y Alejandro, la disolución se adivinaba en cualquier momento, y no por eso dejó de lastimarnos, como fue, también la separación de Almendra, pero esta es la historia y no podemos cambiarla, y el hecho de recordarla y que a alguien le interese leerla hace que pueda conocer mejor mi propio presente, que pueda entenderlo, o por lo menos acercarme un poquito mas a la esencia de las cosas.

Amigos les dejo un fuerte abrazo y mil gracias

Blogup

 

Javier Martínez

 

 

 

22 comments

  1. Pablo · noviembre 25, 2007

    Marcos, leo estoy y viajo en el tiempo me emociona al leer la emoción que trasmitió ese primer concierto de Manal, la falta de material y de sitios donde conseguir la música le dio una mística y una fuerza brutal que llega hasta hoy dia, hoy por el contrario tenemos tantos disco , tanta información tanta saturacion de mensajes que la emocion se hace difícil, tenemos emociones digitales controladas.
    siempre habrá que bucear en la esencia de las cosas

    un abrazo

  2. pablo piñeiro · diciembre 27, 2007

    amigo mío, leo con placer la nota sobre manal.
    soy un admirador de la banda, pero naci en el 67 asi que poco probable era para mi era llegar a verlos en vivo.
    pero este año paso algo raro: como conductor de un programa de blues para radio universidad de la plata, consegui que me acreditaran al show que dio la vargas blues band en el teatro metropolitan (nov 2007.
    A claudio gabis lo entreviste por telefono el año pasado. Me lo encontre en el hall del metropolitan, le recorde la entrevista y el me invito a pasar a la prueba de sonido.
    10 minutos despues, con unas diez personas mas, vimos como caludio gabis, alejandro medina y la vargas tocaban los temas de manal.
    impagable.
    si entran en mi blog van a poder ver algunas fotos y, de a poco la coberturta del show y los reportajes.
    me encantaria ponerme en contacto con vos blogup, para un proyecto que tengo en mente para el 2008.
    necesito la clase de data que me parece vos podes tener, en tus recuerdos.
    un abrazo
    pablo piñeiro

  3. blogup · diciembre 27, 2007

    Pablo Piñeiro: te agradezco lo que decís en tu comentario enormemente, y por supuesto estoy a tu disposición para lo que necesités. Ya sabés no dudes que en lo que pueda te voy a ayudar.un abrazo y de nuevo gracias!!!
    marcos

  4. Osvaldo · febrero 26, 2008

    Tendría yo unos 15 años cuando escuché por primera vez a Manal por televisión, y te digo me partieron la cabeza. Yo escuchaba folklore y a partir de descubrirlos me volví una fanático del trío, y eso me llevo a descubrir al blues. Hoy a los 54 pirulos puedo decir que Manal para mi fue una revolución.
    Un gran abrazo

  5. blogup · febrero 26, 2008

    Osvaldo, gracias por tu comentario, estaba pensando que somos de la misma edad, yo cumplí 53 hace poco, y a tus 15 años, calculo que por el 69/70 mas o menos el único recital en la televisión de Mananl, fue cuando vino de gira The Tremeloes (ahí hay otra gran historia), en el programa de presentación de los Tremeloes tocó como apertura Manal, con los instrumentos de ellos (no recuerdo buien pero creo que eran Marshall los equipos) a los que lo manales les tenían una ganas bárbara, no se cuantos habían tocado en vivo hasta ese entonces en la t.v. argentina, pero lo de Manal fue una sorpresa, los técnicos habían pedido que hicieran playback, a lo que ellos se negaron, he hicieron una versión de “Informe de un día” larguísima, brutal…supongo que ese es el programa que habrás visto y ojalá que haya sido así, porque fuimos muy pocos los afortunados en ese entonces.
    un abrazo y nos vemso en infernet!!

  6. Osvaldo · febrero 26, 2008

    Esa presentación no la vi, estoy casi seguro que a Manal los vi en el programa del negro Edgardo Suarez, un capo de esa época. Y ya poco antes que se separen los vi acá en Berisso, en un club, pero la onda se había puesto mucho más hard rock con muy alto volumen y mucha distorsión. Por separados los disfruté bastante en recitales de la Pesada del rock, a los que si tuve la oportunidad de ver bastante seguido, ya que en una época hacían muchos recitales por acá por La Plata, Berisso y Ensenada, cuando a la pesada se le habían sumado Kubero, Pinchevsky e Isa Portugueis, que eran de esta zona.
    Bueno un abrazo y seguimos en contacto

  7. blogup · febrero 27, 2008

    Osvaldo, sabés que esa presentación no la recuerdo (ja! como muchos de los otros recuerdos los confundo, ya lo dije al principio, no se fíen de esta historia…) pero me gustaría saberla si es posible, ni siquiera recuerdo que Edgardo Suarez tuviese un programa de televisión, aunque sí lo recuerdo a él personalmente, ya que una de las primeras veces que entré a un estudio de grabación él estaba terminando de grabar su programa de radio y se quedó a escucharnos y por supueto salimos a tomar algo después (a las 3 de la mañana!!)

  8. Mario Rabey · septiembre 7, 2008

    Hola Marcos, es excelemmte tu recuerdo de los tiempos de Manal.

    En el blog de mis contramemorias (http://autobiografiamariorabey.blogspot.com) te dejé una respuesta al comentario que me mandaste allí.

    Un abrazo y la seguimos aquí, allá … y en todas partes,

    Mario

  9. Mario Rabey · septiembre 7, 2008

    Hola Marcos, es excelente (y para mí muy gratificante y motivador) tu recuerdo de los tiempos de Manal.

    En el blog de mis contramemorias (http://autobiografiamariorabey.blogspot.com) te dejé una respuesta al comentario que me mandaste allí, sobre tiempos en Brasil, un poco después de Mandioca.

    Un abrazo y la seguimos aquí, allá … y en todas partes,

    Mario

  10. Diego · septiembre 21, 2008

    Marcos, me devoré tu comentario mientras escucho AVENIDA RIVADAVIA y PARA SER UN HOMBRE MAS en mis auriculares.

    Tengo 25 años (nací en 1983) y me vuela la peluca Manal, los descubrí hace poco y son uno de los pilares de nuestra música, el cimiento de casi todo lo que vino despues.

    te cuento que descargué ambos discos de un blog llamado PRESTAME TU OREJA ( http://prestametuoreja.blogspot.com si te interesa, están LA BOMBA y EL LEÓN, en la mejor calidad mp3 y con las caratulas), aunque después los encontré en una disqueria de oferta y me compré ambos en cd.

    Aguante Manal, loco! te dejo mi mail asi me agregas y me contás como venia la mano por entonces.

    un abrazo. Dieguito.

  11. blogup · octubre 6, 2008

    Muchas gracias Dieguito!! y por supuesto va a haber mas sobre Manal y la música de aquellos años, muy pronto!!
    Abrazos!!

  12. Lucho · octubre 22, 2008

    espectacular nota y blog, me transportó a aquellos años de disquerias (novias de flores, primeros cigarrillos, nunca el colegio, siempre la vida, y las mañanas del sol aquel), perdón, pero el sol era realmente distinto en aquel entonces !! un saludo grande y busco los vinilos y te digo el orden correcto, por suerte la infernet y el 93 pasan por aqui.

  13. blogup · octubre 22, 2008

    Lucho gracias por los comentarios, estuve leyendo tu blog http://laplazadepappo.blogspot.com y ya te voy a dejar comentarios allí y por supuesto va a haber anécdotas personales con el carpo. un abrazo

  14. Pingback: Manal « Compartiendo el capital
  15. Fantasma · febrero 9, 2009

    Groso.

    Pueden bajar el primer disco de Manal acá:

    http://soydelmonton.com/2007/07/manal.html

  16. Mauricio · junio 1, 2010

    ¡Salute!

    Sólo para recordarte un detalle: la CAF de Javier Martínez era celeste.

    También fui a los recitales del Coliseo en 1969 – generalmente presentados por el Negro Suárez. Llegué a ver a Engranaje, un muy buen cuarteto de Pappo, con Bocón y Droopy, que no llegó a grabar en aquellos años.

    En ese ciclo tuve una gran decepción: entre los tres anunciados de una mañana estaban Los Abuelos de la Nada, pero acabaron siendo reemplazados por un engendro llamado “2001: Odisea del Sonido”, una banda algo psicodélica, si no me equivoco, con un órgano Hammond y un solista pelado, vestido en ropas de cuero negro, que se tiraba al piso y gritaba “¡¡¡Sexo, sexo, sexo!!!”; naturalmente, fue abucheado por todos.

    En la década del 60 muchas veces vi a Manal, así como a Almendra, Vox Dei, Moris, Arco Iris, La Cofradía y a Moris en el Payró, el Di Tella, el Auditorio Kraft, el Coliseo (Ciclo Beat BAires), el Gran Rex, el Anfiteatro Municipal (Festival Pinap), el velódromo (BARock), el Pueyrredón de Flores, el Gran Rivadavia (no sé si es ese: el que yo digo quedaba en una esquina de la Av. Rivadavia, en Floresta), el Ópera, si no me quivoco, etc.

    Abrazo.

  17. blogup · junio 1, 2010

    Mauricio muchas gracias por tus comentarios!!!!! ya he advertido en cada oportunidad que pude q

  18. blogup · junio 1, 2010

    (sigo) que mis recuerdos son lamentables, pero es cierto lo que decís, la Caf celeste de Javier, no sabés cuantos recuerdos me trajiste con tus comentarios, yo creo ser un poco más chico que vos (bah no mucho creo…) ya que era muy pequeño cuando fui a mis primeros recitales ya que no me dejaban viajar hasta el centro solo, pero en cuanto pude zummmm! a ver recitales.
    Vuelvo a darte las gracias y un fuerte abrazo!!!
    Marcos

  19. CHELO · octubre 26, 2010

    QUE BUENO PODER RECORDAR MOMENTOS TAN COPADOS, INOLVIDABLES, Y TRASMITIRLOS CON TANTA EMOCION,
    PORQUE EN EL FONDO, TODOS LOS QUE AMAMOS NUESTRO ROCK PASAMOS POR LO MISMO, AÑOS MAS AÑOS MENOS. RECUERDO HABER VIVIDO CON TANTA PASION MIS PRIMEROS CONTACTOS CON LA MUSICA , IGUAL QUE VOS, PERO UNO AÑOS MAS TARDE, PARA CUANDO YO TENIA 15 PIRULOS ESTABAMOS SALIENDO DE LA PUTA DICTADURA. MANAL LO CONOCIA POR LA PELO Y ALUCINE EL DIA QUE VI EL REGRESO EN OBRAS EN BLANCO Y NEGRO QUE DIERON EN CANAL ONCE. JAMAS LO OLVIDARE. QUE BANDA MANAL, POR FAVOR. INOLVIDABLE. UN ABRAZO.

  20. blogup · octubre 26, 2010

    Muchas gracias Marcelo!!!! y si…los recuerdos son imborrables, más allá de las épocas y de las historias personales, son cosas que nos quedan marcadas a fuego.
    Un abrazo y te espero por este ciberespacio!!!!

  21. Mario Rabey · noviembre 9, 2010

    Hola Marcos, lo publiqué en el blog, me parece que es un documento muy importante tu relato, porque es el único publicado desde el lugar de los que se enteraron de manal, lo vieron actuar y lo acompañaron, completando así la gran escena.
    Bueno, el texto es tuyo y está la mención de autor, tal cual lo subiste aquí. Si querés que mencione tu nombre, avisame.
    Estoy tambien en face, con la identidad mano de mandioca.
    http://manodemandioca.blogspot.com/2010/11/kirchner-y-la-ciencia.html

  22. Pingback: Los números de 2010 « La Música que flota en la web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s