Ángel Stanich en Sala Aftasí, Badajoz

Anoche tuve varias sorpresas, agradables a saber: la gran actuación de Angel Stanich en la Sala Aftasí de Badajoz, un lugar sumamente agradable, ambas cosas sumada a un público entregado al músico hicieron que el show fuese corto y quedase con ganas de más.
Stanich subió a escena acompañado de un guitarrista, un bajista, posiblemente el mismo que toca con los Arizona Baby y un baterista de muy buena calidad musical (no tuve acceso a la información de estos músicos, así que queda en el debe). La excusa, si es que fuese necesario una excusa para tocar, es la presentación de su disco “Camino ácido”.

img_home

El disco está producido por Javier Vielba, sí, el mismo cantante y guitarrista de los Arizona, además son compañeros de ciudad, Valladolid y no terminan todas las coincidencias acá, ya que se nota en algún aspecto la influencia de la música folk que liga a los Arizona en sus creaciones.
Muchos pasajes del show de Ángel me hacían recordar a grupos como los Byrds o The Band, mitológicas bandas de los años ’60 de la escena norteamericana.
Atrás de esta inmensa cabellera se esconde un gran músico, de esos que salen muy de vez en cuando y al que hay que prestarle muchísima atención.
Bordeando los caminos establecidos para el establishment actual, Stanich llega al público desde un lugar de absoluta honestidad. A continuación un pequeño fragmento del show y esperamos tener más novedades de él proximamente.



Así amigos, con este pequeño resumen ilustrado volvemos a las andanzas!!

Y así pasan los años

Finalmente he vuelto!

Después de un lapso de veinte meses regreso a mi primer hogar, cual un hijo pródigo. Han pasado muchas cosas en todo este tiempo, he viajado, he vivido, conocí nuevos lugares, costumbres diferentes, por supuesto he escuchado mucha música, pero sobre todo regreso porque desde el nombre primigenio, Isla Flotante, estoy estigmatizado al movimiento y no  hay nada como no quedarse quieto.

Hoy es Europa, en España, más precisamente Badajoz, la ciudad que me alberga, la que concentra toda mi avidez de conocimiento, la que me impele a seguir curioseando por la vida, y desde aquí vamos a entrar en todas aquellas puertas que no muestren nuevas costumbres, diferentes sonidos.

Así que amigos a siete años vista desde que comencé esta aventura, volvemos a recorrer juntos los caminos, para despuntar el vicio de escribir, escuchar música y en esta encrucijada para revalorizar aquellas cosas que valen la pena por sobre otras, porque el afán de las nuevas tecnologías es cambiar continuamente para no cambiar nada, de concentrar en equis cantidad de caracteres, pero nosotros queremos que los cambios sean por dentro, que crezcamos juntos y que juntos podamos hacer de este mundo un lugar un poquito mejor.

Salud amigos les desea Diyei Van Gogh!!Diyei Van Gogh

Volveré

Muy pronto estaremos nuevamente en carrera, posteando todo aquello referido a la música, uno de los pocos lugares donde se es feliz y se puede retornar.
A partir de marzo estaremos en contacto, los espero!!!

“Smell like teen spirit”- Nirvana

Cuando decimos versión original inmediatamente nos estamos refiriendo a las otras; a aquellas que partiendo de la primera decidieron darle voz propia.
Es decir, que son las posteriores versiones las que fundan la llamada versión original; no sólo nominándolas, sino adjudicándole un sentido valorativo sobre el cual se monta su propia creación.
En éstas, fueran merecedoras o no de aquella canción fundacional, siempre se reflejarán un aire de homenaje y un dejo de nostalgia particular en la evocación que alude a aquello que fue, pero que no obstante, insiste en persistir.
En abril de 2011 se cumplieron 20 años de le edición del disco “Nevermind” de Nirvana.
De aquel disco extraordinario, la canción que resaltó, muy a su pesar, fue Smells Like Teen Spirit, del cual es el primer simple, sobre esa canción original escucharemos la columna de Diyei Van Gogh que se transmite en el programa
Obra en deconstrucción

The Who – “Young man blues”

En estos días he estado mirando un canal de música, creo que se llama Concert Channel y han desfilado infinidad de grupos de toda índole, tanto nuevos y divertidos como viejos dinosaurios. El ejemplo más claro sería Deep Purple en Montreaux 2008 y por supuesto, los tipos saben absolutamente todos los yeites del rock y lo hacen como lo haría un jugador de fútbol veterano, parados en el medio de la cancha pisando la pelota, por usar una metáfora futbolera.
Casi al mismo tiempo he visto recitales de los años ’60 y ’70, y analizando a los Who encontré dos particularidades, la primera es que las canciones anteriores a 1968, por ejemplo “The Who Sell Out” o “A Quick One”, suena en los recitales de 1969 en adelante, como canciones forzadas, llevadas a un estilo que no les era el propio (salvo “My generation”), o sea canciones que nacieron pop ejecutadas cómo los salvajes que eran por aquellos años, en cambio cuando adaptan canciones como “Summertime blues” o la que da nombre al post “Young man blues” (una canción de jazz de Mose Allison) se convierten en verdaderas fieras de la escena.
Y ese salvajismo imperante, no se ha vuerlto a reproducir, salvo contadas excepciones.
Y no se si tiene un valor artístico, pero que conmueven hasta la médula es innegable y es esta emoción la que no logro aprehender en la actualidad, son pocas las bandas en vivo que me sacuden, que me dejan completo después de un recital.
El tiempo ha pasado para los Who han enfrentado acusaciones de pedofilia, excesos de todo tipo, han muerto, pero dejaron éste legado y creo que es el único válido, aquellos recitales de fines de los ’60 y principio de la nueva década, con ustedes Señoras y Señores The Who, The Isle of Wight Festival, del 26 al 30 de agosto de 1970 :